Lunes 18 de Noviembre de 2019

Buscar

VolantaEl Parque fue declarado una de las 7 Maravillas Naturales de Argentina

Talampaya: el regreso a la época de los dinosaurios

14 de Mayo 2019 | Categoría: Destinos
Foto Nota

El Parque Nacional Talampaya, ubicado en la provincia de La Rioja y declarado como una de las 7 Maravillas Naturales de Argentina, es un lugar de de paisajes sorprendentes que se puede visitar durante todo el año.

En el recorrido hacia este gigante de 215.000 hectáreas, que está a 250 kilómetros de la capital riojana, y a 50 kilómetros de la ciudad de Villa Unión, los paisajes transportan hacia un pasado donde habitaron primero los dinosaurios y luego el hombre primitivo.

La naturaleza socavó cada rincón en sus rocas dejando al descubierto huellas del origen de la vida.  El trabajo del viento y la erosión, han dado lugar a formas en cada recodo del paisaje otorgándole formas de caprichosas esculturas naturales de gran tamaño, fuera de toda escala humana, que recibieron nombres propios como “El Murallón”, “Los Cajones” y “Ciudad Perdida”.

En este parque declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO, se recrea a escala real un sendero con las especies de dinosaurios que habitaban la zona, y donde además quedan al descubierto petroglifos con vestigios de las culturas Ciénaga y Diaguita, que vivieron allí entre los siglos III y X de nuestra era y que atestiguan su modo de vida con morteros cavados en la roca, utensilios y petroglifos tallados de animales como guanacos, pumas y ñandúes, como así también de seres humanos.

Las diferentes excursiones se realizan en vehículos y permanente asesoramiento de guías especialmente capacitados. El Cañón de Talampaya forma parte de la región del Valle del Bermejo, a pocos kilómetros de las localidades de Villa Unión y Pagancillo, lugares de tranquilidad y remanso para alojarse y disfrutar de la pasividad respirando aire precordillerano.

Allí pueden encontrarse grandes casonas construidas en adobe o barro, algunos aljibes y grandes galerías y se destaca la hospitalidad y el cordial recibimiento a los viajeros.

Huellas del Triásico

En el parque se creó un nuevo circuito, a lo largo de una senda de 230 metros que, por orden cronológico recrea las especies de dinosaurios que habitaban en la zona.

Incluye réplicas artísticas a escala natural, en fibra de vidrio y resinas sintéticas que están dispuestas junto a pérgolas con bancos y señalética interpretativa, que permiten conocer en detalle las características particulares de la flora y fauna que habitó en estas tierras.

También se hace un recorrido por quienes antecedieron a los dinosaurios. Los arcosaurios fueron quienes habitaron la formación llamada Los Chañares. Estos primitivos ejemplares en el mundo responden a nombres como lagerpentón chañarensis, el lagosuchus talampayensis y el largenpentón. Un Centro de Interpretación Paleontológica posibilita que te permitas un viaje a la prehistoria, al inicio mismo de la tierra en un verdadero.

Magia y Misterio

En el Cañón de Talampaya, el recorrido comienza por el cauce del Río Seco Talampaya, donde los trayectos son realizados en cómodos y modernos vehículos dispuestos que detienen su marcha en cada una de las estaciones que componen este itinerario, en el que se realizan pequeñas caminatas para interactuar con la espectacular naturaleza del lugar.

En la primera estación llamada Petroglifos, podrás descubrir el lenguaje de nuestros antepasados prehistóricos en los grabados de piedra, que exponen milenarios dibujos y formas en relieve.

La segunda estación, El Jardín Botánico, está situada en el medio del gran Cañón, y luego de una corta caminata se llega a la Chimenea, una geoforma tubular de 150 metros de altura, donde se puede escuchar el famoso “eco de Talampaya”.

La tercera estación es La Catedral Gótica, ubicada en la pared sur del Cañón. Este inmenso muro vertical de piedra, contiene formas que simulan las torres de una catedral gótica.

La última estación llamada El Monje. Se trata de una formación rodeada por piedras erosionadas de 40 metros de altura.

Cañón Cajones de Shimpa, es una extensión de la primera con una duración de 3 horas y se realiza al regresar de la estación El Monje. A la altura de La Catedral se desvía el camino unos 6 kilómetros para poder acceder a la excursión homónima. Poblado de algarrobos donde el Cañón no supera los siete metros de ancho y los paredones rondan los 80 metros de altura.

Provistos de un par de biloculares, una cantimplora con agua fresca y calzado cómodo, se puede realizar trekking por lugares de insólita belleza. Un paseo de dos a tres horas hacia “Quebrada de Don Eduardo” es deslumbrante.

Siempre acompañados por un guía, se puede también recorrer en bicicleta este parque triásico,   con la posibilidad de estar en contacto permanente con el paisaje. Unas 25 bicicletas se encuentran disponibles para internarse en las dos propuestas que se realizan dentro del tradicional circuito.

Publicar un comentario

Mensaje

Asientos más amplios en la clase Ejecutiva

También premian a sus clases business y Economy

Elaborada por expertos de la empresa BrewDog

Con más de 50 especialistas a bordo

En los TripAdvisor Travelers’ Choice 2019

Vuelos directos de NY a Praga y Nápoles

En los PAX International Readership Awards

Para quienes aman la fotografía de aviones

Experiencia de vuelo y cuidado del medioambiente

Mayor comodidad para los pasajeros

La transformación radical de la alianza

Sirve 100 millones de comidas al año

Será su primera ruta regular internacional

La compañía presentó su nueva clase Magnífica

Como se crean los menús de a bordo

Fue su primer destino intercontinental

También hará mejoras en Ejecutiva y Economy

foto

Galería de imágenes

Blogs